Evolución de la comida catalana a través de los siglos

2021-08-03

La comida catalana forma parte esencial de la historia de la gastronomía occidental, desde la prehistoria, con la recolección de frutos y la caza, hasta las propuestas gastronómicas de fusión que vemos al día de hoy en Barcelona. Acompáñanos a hacer un breve recorrido por la historia de la comida catalana a través de los siglos.

La alimentación de los “iberos” en la antigüedad

         Si bien la literatura culinaria de Cataluña comienza a escribirse de manera formal en el siglo XIV, hay evidencia de que la primera “revolución gastronómica” de la región ocurrió en el Neolítico, cuando la alimentación pasó de la fruta y la caza a introducirse cereales y legumbres, además de nuevas incursiones en la pesca y la cría de cabras y cerdos –incluso se consumía caballo en algunas partes del Pirineo ¡y algunos poblados ya producían cerveza!

         Se piensa que en estos tiempos llegaron los primeros Iberos los fenicios a la península, con quienes se introduce en la alimentación de la zona el vino, el jamón, el aceite de oliva y varias técnicas de almacenamiento y cocción de alimentos. Otra curiosidad: durante esta época se consumían perros y gatos, sí, leíste bien, incluso existe una receta de gato al alioli en el libro del Coch.

Más tarde, durante la Edad Antigua, mientras las sociedades de Oriente medio, Sur de Europa y Norte de África construían las primeras Ciudades-Estado y una estratificación social más rígida, las culturas greco-romanas traerían utensilios de cocina y mesa, así como nuevas recetas y formas de cocinar, incluyendo especias, la producción de vinos de origen y la plantación del olivo y el almendro, la cocina al vapor y la ingesta de quesos y pan, hoy muy arraigados en la cultura catalana.

La paella, ese delicioso plato típico español que te servimos en Bodega Joan y que es parte del ADN de Cataluña, se cocinaba ya por esta época, al igual que las torrijas, los panellets y los turrones de Jijona –ya ya, recoge la baba que te vas a ensuciar la ropa.

La consolidación de la comida catalana en la Edad Media

La comida y el lenguaje catalán se consolidan como tal durante la Edad Media. Es entonces cuando se escriben los primeros libros/recetarios de gastronomía de Cataluña, como el libro de Sent Soví (1324) y libro del Coch (S. XVI), se escribieron hace más de 8 siglos, durante la Edad Media, suponiendo una parte importante de la cultura española de la época, pues fueron muy populares hasta en Madrid, donde las costumbres gastronómicas y culturales eran tan distintas que los griegos llamaban “iberos” a la gente del Sur de la península para diferenciarlos de los habitantes del interior.

Es en estos tiempos también donde se introducen tradiciones árabes y judías en la comida catalana, como el uso de nuevas especias como el jengibre y el azafrán –que, por cierto, es la especia más costosa del mundo, debido a su complejo proceso de producción-, la cocción de arroces en cazuelas de barro, las recetas agridulces y platos como las espinacas a la catalana, o con pasas y piñones. Ya para entonces era un sacrilegio comer carne de caballo -pero aún vemos recetas con carne de gato.

Tras la llegada de los españoles a América y su posterior colonización, en conjunto la política comercial abierta de la Corona de Aragón, los puertos del país se llenan de nuevos productos, como el tomate, la patata o el chocolate –considerados entonces como productos de poca importancia por provenir de culturas consideradas “inferiores” para la época (pero nosotros sabemos que se perdían de delicias); sin embargo, se hace bastante popular la naranja dulce de Portugal, así como el pudín y la mayonesa heredadas de la ocupación inglesa de Menorca.

La cocina de la modernidad

         A pesar de que ya para el siglo XVI existían unos pocos restaurantes en Barcelona, no es sino hasta bien entrado el siglo XVIII, y particularmente en el XIX, donde se popularizan los establecimientos de comida, tanto para clases altas -restaurantes- como para el resto de la población -tabernas y bodegones de vinos donde también se servía comida para pescadores-.

El siglo XX traería cambios drásticos para la cultura española y catalana, debemos recordar que, además del mundo pasar por dos guerras, España enfrentaba su propio conflicto civil. Eran tiempos de mucha incertidumbre y control. Tras la caída del franquismo, Cataluña –y toda España– experimentaron un cambio abrupto, pasando de 4 décadas de restricción a un mundo en vías de globalización, lo cual se reflejaría en la incursión de comida típica de culturas alrededor del mundo, especialmente bajo la influencia norteamericana de la comida rápida.

Entre los años 90 y el presente, especialmente Barcelona, hemos tenido la fortuna de propuestas globales de alta cocina como las de Tapas Season Restaurante, pero siempre tendremos el confort de contar con un lugar histórico, tradicional, del barrio, como lo es Bodega Joan, donde podrás disfrutar de platos típicos españoles y catalanes en cualquier día del año.

¡Te esperamos para comer rodeado de historia y sazón, en Bodega Joan!

 

Evolución de la comida catalana a través de los siglos

Aquesta pàgina web utilitza galetes per millorar la vostra experiència de navegació. Si continueu navegant, esteu acceptant les nostres polítiques de seguretat de dades i galetes, les quals podeu llegir detalladament Aquí..

Acceptar